FANDOM



La manta gigante o mantaraya (Manta birostris) es una especie de pez cartilaginoso elasmobranquio miliobatiforme de la familia Myliobatidae y la única dentro del género Manta.

Es muy común confundir el nombre de “mantarraya,” y usarlo en referencia a todas las especies de pez raya, aunque este en realidad solo se debe aplicar a la manta gigante.

La más grande de las rayas, la manta puede llegar a medir 8,4 metros de envergadura y pesar alrededor de 1.400 kilogramos.

Esta raya no posee aguijón venenoso en la cola, la cual, la convierte en diferente entre otras especies que pertenecen al mismo orden que ella. 

Fue descrita por primera vez por el naturalista, médico y taxónomo alemán, Johann Julius Walbaum en el 1792.

Características

El más grande, la manta del Atlántico, puede tener una envergadura de extremo a extremo de estas alas de hasta 7 metros. Al igual que la raya diablo, la manta se caracteriza por la presencia, a ambos lados de la cabeza, de un par de lóbulos orientados hacia adelante, que recuerdan a los cuernos de un diablo. Estos lóbulos le sirven para dirigir el plancton y pequeños crustáceos hacia la boca de los que se alimenta mientras se desplaza cerca de la superficie; unos densos filtros branquiales extraen el plancton del agua.

El cuerpo tiene una forma hidrodinámica que disminuye la resistencia del movimiento del agua.

Mantaraya
Cuando observamos su parte superior, su color del cuerpo es negro, azul-gris que va hasta el verde, que se extiende desde la cabeza hasta la cola, a excepción de los bordes de las aletas y dos rayas rotas detrás de la cabeza, que pueden ser de color blanco. El color de la parte posterior puede ser muy variable y depende del entorno en el que vive la manta. Alrededor de la boca es de corte brillante con manchas oscuras. En el vientre es de color blanco lechoso, que ayuda en su camuflaje de cualquier animal que tenga visión desde abajo hacia arriba; y hay un grupo de manchas oscuras, que es única para cada animal, que se utiliza para la identificación de individuos en la observación científica (un gran proyecto se lleva a cabo en el área de Mozambique). Hay evidencia confirmada de albinismo entre mantarrayas.

Al igual que los tiburones, la manta tiene una gran estabilidad del genoma en el que las mutaciones tienen lugar sólo gradualmente. Cuando hace 3.500.000 años hubo un cierre del paso libre entre el Pacífico y el Océano Atlántico, en lo que hoy es Panamá, las poblaciones en el Golfo de México están separadas de las que viven en el Océano Pacífico oriental. Pruebas de ambas poblaciones genéticas no mostraron diferencias importantes en sus genomas, incluso después de tanto tiempo separadas.

Alimentación

Mantaraya 3
Su alimentación deriva libremente del plancton y las larvas de peces, que filtran durante se mueven. Al hacerlo, utilizan un par de lóbulos en la cabeza que dirige el agua hacia una boca ancha, donde se lleva acabo el sistema de filtración de la captura de plancton y pequeños animales, mientras que el agua fluye a través de los filtros de enmalle del cuerpo. Los dientes de la manta son pequeños, ya que no se utilizan para moler alimentos.

Los dientes son muy pequeñas y sólo están en la mandíbula inferior, donde se clasifican en aproximadamente 300 filas. En algunos casos, es capaz de atrapar pequeñas mantas y medianas, y uno que otros grandes peces. Según una teoría, la manta da saltos sobre el agua tratando de paralizar los pequeños animales, que luego devoran.

Reproducción

Es similar a la de algunos tiburones. El macho dispone de un órgano transmisor de esperma similar a un par de penes llamados claspers que se desarrollan a lo largo de la parte interior pelvica, cada uno tiene un conducto del cual el esperma se transfiere a la hembra, donde se produce la fertilización.

Durante el cortejo, uno o mas machos persiguen a la hembra. Al final el macho ganador agarra una de las aletas de la hembra entre sus dientes y presiona su vientre contra el de ella, flexiona uno de sus claspers y lo introduce en la abertura de la hembra. La copulación dura unos noventa segundos.

Manta-raya

4 manta rayas

Al ser ovovivipara los huevos fertilizados permanecen dentro de la hembra, por un tiempo desconocido pero que se estima que puede ser entre 9 y 12 meses o mas. Suelen tener una o dos crías pero se desconoce cuando y donde las paren, aunque los pocos registros que existen al respecto indican que lo hacen en aguas poco profundas y que las crías miden entre 1,2 y 1,5 m al nacer. Entre cada embarazo podrían tomarse un año de descanso para recuperar fuerzas. Se estima que pueden vivir unos 50 años o mas.

También se ha encontrado que el macho tiende a matar a sus contrincantes en parte del cortejo.

Comportamiento

Migración

Dada la naturaleza dispersa de su principal alimento, el plancton, es bastante probable que emigre, pero a donde y cuando es algo que se desconoce y que actualmente se esta estudiando marcando algunos especímenes con etiquetas o por telemetria sonica en diversas localizaciones. Como se puede apreciar, estos animales marinos son extremadamente impresionantes a nuestra vista.

En cautividad

Mantaraya 6
Muy pocos acuarios cuentan con tanques lo bastante grandes y con las capacidades de filtrado necesarias como para albergar Mantas Raya. No obstante ha habido muchos intentos de mantenerlas en cautividad pero su rechazo a ser alimentadas provoca que mueran a las pocas horas o días de ser metidas en los tanques, el intento mas exitoso hasta la fecha ha sido en Okinawa donde consiguieron mantenerlas durante 36 días. A pesar de los fracasos cosechados hasta la fecha los grandes acuarios siguen tratando de perfeccionar las técnicas de captura, transporte y mantenimiento de Mantas Raya con el objetivo de poder exponer su belleza en cautividad. Al igual que los tiburones o delfines, realizan saltos fuera del agua. Se han observado tres tipos de saltos: salto hacia delante cayendo de cabeza, salto hacia delante cayendo con la cola y voltereta. Las razones por las que hacen esto podrían ser: como método de huida ante sus predadores, para quitarse ellas mismas los parásitos, para comunicarse con otras rayas. Los machos podrían hacerlo también como parte del cortejo, para demostrar su fortaleza o quizás se trate simplemente de una forma de juego.

Hábitat

Mantaraya 1
Habitan en mares de aguas templadas a lo largo y ancho del mundo dónde se alimentan a base de plancton, peces pequeños y calamares. Generalmente, al igual que los tiburones, tienen limpiadores o rémoras oportunistas pegadas a la parte inferior, que buscan las sobras que quedan de su alimentación y también buscan protección. En zonas como las costas de Filipinas, California y el Golfo de México su población se vio diezmada en los años noventa por el descontrol en la caza con arpón. Actualmente se desconoce su población y por tanto si está o no en peligro de extinción, en cualquier caso se considera una especie vulnerable en las zonas anteriormente mencionadas.

Enemigos naturales y relaciones interespecíficas

Mantaraya 2
La gran manta no es atacada por otros animales generalmente, a escepción de tiburones y en algunos casos, orcas. En el caso de que estos ataques sucedan, ella se defiende con su gran tamaño y la fuerza de sus aletas.

La manta suele ir acompañada por peces pequeños, los cuales, durante la filtración, muchos le sirven de alimento, mientras que otros que se refugian con ella, le purgan la piel.

Algo interesante a destacar es lo llamado "estación de limpieza". Aquí, la manta se coloca erguida en un ángulo de 40° permitiendo la entrada de peces a su esófago. Estos peces la purgan en su interior. La manta los traga, pero luego de que el proceso termine, los devuelve a la seguridad de la superficie.

Estado de conservación

La manta gigante se encuentra clasificada en la lista roja de la UICN en la categoría de Vulnerable.

Las principales amenazas que enfrenta provienen de la pesca. También son víctimas de enredarse en redes de pesca accidentalmente o en cables.

Mantaraya 5

Algo muy trágico para la manta, es su pesca para consumo. En la actualidad, la caza no está disminuyendo y las áreas de importancia mundial, como en Filipinas, México, Mozambique, Madagascar, India, Sri Lanka, Brasil, Tanzania e Indonesia, donde la carne es considerada un manjar. Otras razones por la cual las pescan, es por el uso de sus branquioespinas que son utilizadas en zonas orientales para usos medicinales.

En un esfuerzo por estabilizar su incidencia ocurrió en Indonesia en 1998 para prohibir la caza, pero bajo la presión de los pescadores fueron permitidos de nuevo al año siguiente.

Otras amenazas pueden ser la contaminación marina, el cambio climático, la ingestión de microplásticos y prácticas de turismo.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.