FANDOM


Es, junto con rinocerontes y elefantes, uno de los gigantes de África, con un peso que en los machos puede superar los 4.000 kg. De costumbres gregarias y sedentarias, suele pasar la mayor parte del día en el agua para protegerse del sol y de la alta temperatura ambiental.

Al anochecer, y siempre por rutas prefijadas, salen del agua y se dirigen hacia los territorios de alimentación, donde ingieren una gran cantidad de vegetales. Son espectaculares las luchas entre los machos por motivos territoriales o de reproducción.

Descripción

Hippopotamus amphibius in Tanzania 2830 Nevit

Bebiendo agua, en un rio de Tanzania, se ve al fondo un cocodrilo del Nilo (Crocodrylus niloticus) y enfrente del Hipopótamo otros de su especie.

La forma de su cuerpo, de color gris con tonalidades rosadas, permite que este animal de vida anfibia se mueva con facilidad por el medio acuático. Las orejas, los ojos y las narinas, que puede cerrar y abrir a su voluntad, están situados en la parte superior de la cabeza, de manera que tan solo emergiendo un poco puede vigilar su entorno mientras el resto del cuerpo se mantiene sumergido. Tiene la piel lisa, grasa, desprovista de pelos y con una epidermis muy delgada. Tiene las patas muy cortas y la boca y los colmillos muy grandes.

Hábitat

Mapa Hipamp

Rango de distribución

Todo tipo de hábitats acuáticos con aguas permanentes y de no mucha profundidad: ríos, arroyos, lagos, lagunas, pantanos.

Alimentación

Se alimentan, básicamente, de la hierba que obtienen en la tierra fértil de las orillas del agua, pero también comen plantas acuáticas que arrancan del fondo del río y que van comiendo tranquilamente en la superficie del agua. En las proximidades de los poblados los hipopótamos pueden irrumpir en los sembrados para alimentarse y son capaces de destruir una plantación entera durante una sola noche. Por este motivo, en muchas zonas de su área de distribución son perseguidos por la población local, que los considera una grave amenaza para los cultivos.

Reproducción

Hqdefault

Adulto con una cria de pocos dias de vida

Al inicio de la época seca empieza el periodo de celo y unos ocho meses después de la cópula, durante la época de lluvias, nace la única cría, que al nacer pesa más de 40 kg. Generalmente, el parto tiene lugar en el agua, para que la madre no aplaste al pequeño con su gran peso. A los siete años, el macho ya es apto para la reproducción, aunque sigue el desarrollo corporal durante bastante más tiempo y no suele conquistar su propio territorio hasta los 20 años. Normalmente viven hasta los 40 años, aunque hay ejemplares  que llegan a vivir más de 50.

Conducta

Hippo

Amenazante

De costumbres gregarias y sedentarias, suelen pasar la mayor parte del día descansando en el agua para protegerse de la elevada temperatura ambiental que les puede secar rápidamente su delicada piel. Generalmente, se encuentran dentro de ríos, lagos y balsas de lodos en grupos de hembras y jóvenes, más o menos compactos, con los machos –que son muy agresivos y, por lo tanto, de comportamiento más individual– situados a su alrededor. Las peleas, extremadamente violentas, forman parte de la vida cotidiana de este animal, y es normal que los machos presenten cicatrices espectaculares producidas por los enormes colmillos de los contrincantes, que pueden alcanzar hasta 50 cm de largo.

A pesar de sus costumbres prácticamente anfibias, no pueden resistir demasiado tiempo inmersos en el agua sin respirar (5/6 minutos como máximo). Por eso, cuando se les molesta, pueden subir a la superficie sin ser vistos, dejando que solo sobresalgan las narinas para respirar, los ojos y las orejas. También se pueden sumergir silenciosamente y subir a la superficie en un punto diferente del río.

Cuando al atardecer baja la temperatura, los grupos de hipopótamos salen del agua por rutas prefijadas y se dirigen hacia los territorios de alimentación, donde se quedan alimentándose durante toda la noche.

Estatus y programas de conservación

220px-Hippo distribution

En Rojo distribucion sobre el 3.000 A.C en verde hoy en dia.

Durante los últimos años, sus poblaciones han sufrido un fuerte descenso a causa de la persecución a la que son sometidos para conseguir su carne y, sobretodo, sus colmillos, aunque actualmente el comercio del marfil está mucho más perseguido y regulado internacionalmente. También les perjudica gravemente la pérdida de hábitat como consecuencia de la presión de las poblaciones humanas y las actividades extractivas sobre el medio.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.