FANDOM


La foca monje del Mediterráneo o foca fraile mediterránea (Monachus monachus) es una especie de mamífero pinnípedo de la familia de los fócidos, una de las más raras que existen. Se encuentra en grave peligro de extinción; antiguamente poblaba las aguas de todo el Mediterráneo y del Atlántico norteafricano, llegando a las islas de Cabo Verde, Madeira y las Canarias (donde dio nombre al islote de Lobos) así como a toda la costa norteafricana.

Citada por primera vez en la Odisea de Homero, se han encontrado restos óseos de estas focas en cuevas de Málaga pertenecientes a los periodos Magdaleniense y Epipaleolítico hace entre 14 000 y 12 000 años. Las marcas, fracturas y quemaduras detectadas en estos huesos indican que la gente de esos periodos utilizaba a las focas no solo por la carne sino también por la piel y la grasa.

Distribución actual

220px-Colonia de focas monje de Cabo Blanco (1945)

Colonia de focas monje de Cabo Blanco en 1945.

Monachus monachus distribution

Hoy subsisten diversos ejemplares en Turquía, Grecia, Madeira, Mauritania; los animales no forman colonias estables debido a la gran dispersión de estos, y la investigación que se lleva a cabo se basa solo en los esporádicos avistamientos de algún ejemplar. En la península del Cabo Blanco (Sáhara Occidental - Mauritania) subsiste la última gran colonia de focas monje, descubierta en 1945 por el naturalista español Morales Agacino.​ La colonia está cifrada en unos 200 ejemplares, de un total mundial estimado en unos 500 individuos (estimación del año 2006). Esta situación es muy peligrosa para la supervivencia de la especie, como se demostró en mayo de 1997, año en que se dio una mortandad masiva de focas en la colonia, debida seguramente a una toxina paralizante segregada por una alga dinoflagelada. Esta epizootia acabó con dos tercios de la población existente, y además el 95% de los individuos muertos pertenecían al segmento adulto de la población.

En España es muy difícil avistar algún ejemplar tras la desaparición del último macho, «Peluso», de las islas Chafarinas situadas en la costa norte de África cercanas a Marruecos, por lo que se le considera una de las especies más raras de la fauna ibérica.

Un estudio realizado por el Ministerio de Medio Ambiente de Italia en 2013 confirma la presencia de la foca monje en el área marina protegida en las islas Egadas

En el año 2014 el censo total era de unos 630 ejemplares repartidos por la zona atlántica y mediterránea:

2

Costa atlántica:

  • En Portugal se estiman unos 40 ejemplares, entre las islas Desertas y Madeira, multiplicando por cuatro su número en 25 años.
  • En cabo Blanco es de en torno a 250 ejemplares.

Costa mediterránea:

  • En el mediterráneo central, en el Adriático, en el golfo de Kvarner en Croacia, se estiman dos colonias con un total de 20 ejemplares; de forma esporádica ha habido avistamientos esporádicos en Italia, en el golfo de Trieste, caso de la playa de Isola Verde, cerca de Chioggia, en el entorno del Parco Regionale Veneto del Delta del Po. Asimismo, en el mar Jónico, en el entorno de Basilicata también ha habido avistamientos esporádicos.

Se desconoce el censo en el litoral de Túnez, sin embargo ha habido avistamientos esporádicos en el canal de Sicilia, tanto en las islas Egadas, dentro del Área Marina Protetta Isole Egadi como en la Lampedusa en el Área Marina Protetta Isole Pelagie. Al norte, en la isla de Cerdeña también ha habido avistamientos esporádicos, en concreto en Castelsardo.

  • En el mediterráneo oriental, en el mar Egeo se estiman unos 350 ejemplares. En Turquía en torno a 100 ejemplares distribuidos en cuatro provincias, la provincia de Esmirna o Izmir, con Foça y la península de Karaburun, la provincia de Muğla, con el golfo de Gökova, las penínsulas de Datça y Bozburun, el área de Koycegiz-Dalyan y el golfo de Fethiye-Göcek, al sur de la provincia, y por último en las provincias de Antalya y Mersin, al sur de Turquía. En Grecia en torno a 250 ejemplares, distribuidos en las islas Esciros, Skíathos, Skópelos y Alonissos, que forman el conjunto de islas Espóradas del Norte, junto con la reserva marina de Kárpatos. Dentro del mediterráneo oriental se desconoce el censo en Chipre, litoral de Siria o Libia.
  • En el mediterráneo occidental se estiman unos 20 ejemplares, en torno a 10 ejemplares en Argelia y unos 5 ejemplares en Marruecos; ha habido avistamientos esporádicos en España, tanto en la isla de Toro en Calviá, Mallorca, como en la isla de Alborán.

Proyectos de recuperación

Foca3

Cria en un centro de recuperación

Considerando que en la antigua área de distribución de la foca monje existen numerosas zonas protegidas en buen estado de conservación se han creado distintos proyectos de recuperación como el de la Dirección General de Conservación de la Naturaleza del Ministerio de Medio Ambiente y la Viceconsejería de Medio Ambiente de Canarias.​

El objetivo es recuperar la especie para la fauna española mediante su reintroducción en las islas Canarias orientales, ya que las mismas se encuentran a medio camino geográficamente entre la colonia de Madeira y la de cabo Blanco. De esta forma se podría restablecer el corredor natural genético entre ambos núcleos, que ahora están aislados.

Además, estas islas poseen un adecuado número de espacios naturales protegidos y con un buen nivel de conservación, y reúnen suficiente capacidad biológica para albergar una población de focas, dada su riqueza en especies —presa potenciales— y su baja contaminación marina.

Otros proyectos similares son el Plan de Acción Internacional para la Recuperación de la Foca Monje en el Atlántico Oriental, dentro del Convenio Especies Migratorias o Convenio de Bonn, en el que participan varios países y entidades, así como el Fondo para la foca monje (FFM) y el proyecto de la Fundación Territorio y Paisaje, creada por Caixa Catalunya.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.