Wiki Reino Animalia
Advertisement

A pesar de su tamaño, estas chinches marrones se confunden con las plantas en las que se posan y se cuelgan boca abajo para poder respirar por un «esnórquel» que les sobresale del trasero.

Cuando la presa está a su alcance, los depredadores cierran de golpe las patas delanteras y atrapan a la criatura con las otras patas. A continuación, las chinches pican a su presa con una probóscide similar a un cuchillo, e inyectan enzimas y posiblemente sustancias químicas anestésicas.

Swart, que no participó en el estudio, señala que no está claro de qué están compuestas las toxinas de las chinches de agua ni si son realmente venenosas.

Madres infanticidas

Las chinches acuáticas gigantes son una rareza entre los insectos, ya que son los machos los que asumen la responsabilidad de cuidar de los huevos.

En algunas especies, los machos protegen las puestas —hasta cinco al mismo tiempo— de depredadores como hormigas. En otras, las hembras pegan los huevos directamente a la espalda de los machos y los machos los llevan hasta que eclosionan en forma de ninfas.

El estudio de Ohba también indica que, en algunas especies como la K. deyrolli, las hembras están tan empeñadas en encontrar una pareja que se comen los huevos de otras hembras.

«Al destruir los huevos de una competidora, una hembra puede conseguir a la pareja de la competidora y asegurarse de que el macho cuide de sus huevos», escribe Ohba.

Advertisement