FANDOM



Identificación

Aligot vesper sqvnatura-

La coloración de esta especie presenta considerables diferencias individuales, de tal manera que han llegado a distinguirse hasta 10 fases de plumaje diferentes. Como norma, las partes inferiores son claras y están provistas de un profuso barreado transversal marronáceo, en tanto que las dorsales, parduzcas, resultan bastante más oscuras que las ventrales; la cola, por su parte, muestra un característico franjeado. En la cabeza, que presenta una tonalidad grisácea, destaca el iris intensamente amarillo. Dentro de este patrón general, existen notables variaciones, y se pueden hallar desde individuos muy claros hasta otros extremadamente oscuros, casi melánicos; en todo caso, los ejemplares de coloración intermedia son los más frecuentes. Aparte de algunas diferencias en el diseño y coloración del plumaje, el rasgo más distintivo entre machos y hembras es el mayor tamaño de estas. Los jóvenes, por su parte, tienden a ser oscuros, con el iris marrón. En vuelo es llamativo el barreado ventral, así como las franjas de la cola, si bien lo más significativo y que permite diferenciar fácilmente al abejero de otras rapaces similares, como el busardo ratonero, es su silueta, con la cabeza apuntada, la cola larga —de ángulos algo redondeados— y las alas rectas y estrechas.

Longitud

52-59 cm

Envergadura

113-135 cm

Canto

Es un ave generalmente silenciosa, aunque emite un reclamo parecido a un fliiiu piiiu, claro y ligeramente melancólico.

En el mundo

Pernis apivorus distr

Se extiende ampliamente por buena parte de Europa —a excepción de las regiones más septentrionales— y Asia occidental. Durante el invierno ocupa el África subsahariana. No presenta subespecies.

En España

Se trata de una especie estival en nuestro territorio, cuyas principales áreas de cría se encuentran en el tercio norte peninsular, con núcleos importantes en los Sistemas Ibérico y Central y otros menores en las provincias de Zamora y Salamanca, la sierra del Moncayo, la serranía de Cuenca y las sierras de Las Villuercas. Además, nuestro país constituye una importantísima vía de paso para los ejemplares que migran desde Europa rumbo a África.

Población

La población europea de esta rapaz —bastante estable en los últimos años— se estima en 110.000-160.000 parejas reproductoras. En España se reproducen unas 1.850 parejas, de las cuales  aproximadamente 1.100 en la región cantábrica, 500 en Castilla y León y a penas 150 en los Pirineos y el noreste (de Navarra a Cataluña). En todo caso, estos datos están basados en aproximaciones, ya que no se conoce en profundidad la situación ni la tendencia poblacional de la especie en algunas regiones.

Hábitat

Wespenbussard European honey buzzard Pernis apivorus

El abejero europeo es un ave forestal con marcadas preferencias por los bosques caducifolios (hayedos, robledales, castañares, abedulares) con zonas aclaradas cubiertas de pastizales, matorrales o cultivos. También puede ocupar formaciones de coníferas y, en menor medida, alcornocales, quejigares, encinares o sotos fluviales. El rango de cotas en el que se asienta comprende desde el nivel del mar hasta los 1.700 metros de altitud.

Alimentación

La dieta de esta rapaz está basada en el consumo de avispas y abejorros, tanto los adultos como sus larvas (crisálidas, pupas), con una clara preferencia por estas últimas. Además, puede consumir otros invertebrados (arañas, lombrices y diversos insectos), pequeños vertebrados (anfibios, reptiles, mamíferos o pollos de aves) e, incluso, frutos. Para manipular eficazmente panales y avisperos, el abejero cuenta con unas adaptaciones morfológicas muy particulares, que consisten en la posesión de un pico corto y fino para extraer fácilmente las pupas de los panales, unos dedos protegidos por escamas para evitar la acción de los aguijones, los párpados inferiores cartilaginosos más duros que en otras rapaces y las narinas muy estrechas para evitar la entrada de alguno de estos insectos; asimismo, las plumas de la cara aparecen endurecidas y dispuestas como escamas.

Reproducción

Los abejeros retornan de África a sus lugares habituales de cría justo en el momento de mayor abundancia de sus principales presas y sincronizan perfectamente su periodo reproductor con la presencia de estas, por lo que tiene una duración menor que el de otras rapaces de similar tamaño. La llegada del macho es más temprana y se produce, generalmente, en los primeros días de mayo, aunque ya en abril pueden encontrarse ejemplares. Una vez ocupado el territorio, el carácter gregario que ha mostrado durante la migración desaparece, y se torna solitario y agresivo. Cuando aparece la hembra, se inicia la fase de cortejo, y ambos miembros de la pareja se emplean en la reparación del nido utilizado la temporada anterior, que suele consistir en una estructura bastante desordenada, confeccionada a base de ramas y hojas —que alcanza gran tamaño tras los sucesivos aportes— y 4 situada en la rama de un árbol hacia la mitad superior de la copa. La puesta consta de uno a tres huevos de color blanco moteados de pardo, rojizo o violáceo, que son incubados durante unos 37 días por ambos adultos, si bien es la hembra la que dedica más tiempo a esta tarea. En sus primeros días de vida, los pollos son atendidos por su progenitora, en tanto que el macho se encarga del aporte de presas. Los pollos se encuentran completamente emplumados a los 40 días de su nacimiento, lo que les permite abandonar el nido, al que regresan solamente para comer. Algo después, cuando cuentan con unos 70-75 días, comienzan a preparase para emprender el viaje migratorio.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.